Agosto 18, 2022

Aviation Club Center

All Aviation. One Place

[Colombia] Aerolíneas proponen al Gobierno trabajar en agenda conjunta que permita desarrollo del transporte aéreo en Colombia

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA por sus siglas
en inglés) agradece la gestión de Juan Carlos Salazar y da la bienvenida a Jair Orlando Fajardo
Fajardo, designado como nuevo director general de la Aeronáutica Civil de Colombia. A la vez, le
manifiesta su apoyo y hace un llamado a la Aerocivil, al Ministerio de Transporte y al Ministerio de
Hacienda, para trabajar de manera conjunta con la industria, para establecer una agenda que permita
seguir avanzando en la recuperación del transporte aéreo en el país, que antes de la pandemia
aportaba unos 10.500 millones de USD al PIB y generaba 665.000 empleos directos, indirectos e
inducidos.
Para ello, es fundamental enfocarse en solucionar todos aquellos impedimentos que dificultan el
avance de un sector relevante y que, como tal, debe ser parte integral de las estrategias de
desarrollo del gobierno. Para ello, la industria considera una serie de prioridades que deben ser
abordadas a la brevedad por las autoridades, entre ellas:
• Fortalecer la institucionalidad de Aerocivil para que, en línea con las recomendaciones de la
OACI, mantenga todas sus competencias como regulador del sector.
• Velar por mantener un marco regulatorio eficiente y competitivo frente a los demás países de
la región, lo cual es fundamental para atraer inversión extranjera y aumentar la oferta de
servicios a los pasajeros.
• Replantear el esquema impositivo al sector, considerando la eliminación del impuesto de
timbre y la continuidad de la reducción del IVA del 5% tanto en tiquetes como en combustible.
• En coordinación con la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), estructurar contratos de
concesión que cumplan estándares internacionales, que permitan el desarrollo de terminales
aéreos eficientes, con tasas y otros cargos competitivos.
• Junto con todas las partes involucradas, incluyendo al concesionario y a las aerolíneas,
diseñar un plan Maestro para el aeropuerto El Dorado que genere ventajas competitivas
como Hub principal de la región, optimización de la capacidad instalada y eficiencia en costos
de inversión por parte del Estado.
• Implementar de manera eficiente las inversiones hechas por el Estado en la infraestructura
aeronáutica y aeroportuaria del aeropuerto El Dorado y demás terminales a nivel nacional.
• Resolver los problemas operacionales que presenta actualmente el aeropuerto El Dorado,
donde se priorice la aviación regular comercial de pasajeros, en beneficio de los usuarios del
transporte aéreo y se restrinja la operación de aviación privada y de Estado sin estatus en
horas pico.
• Eliminar la implementación indiscriminada a las aerolíneas del Programa de Demoras en
Tierra, GDP por sus siglas en inglés, que impide a las líneas aéreas cumplir con sus
compromisos y ha afectado desde el 30 de mayo a más de 250 mil pasajeros.
• Considerar la implementación de una flexibilidad operacional en materia de Slots de acuerdo
con las prácticas internacionales.
De las medidas que tome el Gobierno hoy dependerá la sostenibilidad del transporte aéreo en
Colombia. La pandemia tuvo un enorme impacto en la aviación comercial, que ante la imposición de
duras restricciones debió disminuir vuelos y a cancelar temporalmente algunas rutas. Sin embargo,
teniendo en cuenta la valiosa contribución que hace este sector a nivel social y económico, la
industria ha hecho todo lo posible para seguir ofreciendo una conectividad aérea esencial hacía,
desde y dentro de Colombia, que actualmente se ve reflejado en la consolidación de los viajes
nacionales y el crecimiento del emisivo internacional.
Sin embargo, todavía falta para volver a las cifras de 2019, cuando el país contaba con 176 rutas
internacionales, habiendo recobrado hasta abril de este año sólo 44 de ellas. Al recuperar su
conectividad aérea, Colombia podrá contar nuevamente con conexiones a 132 destinos, evitando
poner en riesgo 452 mil empleos y cerca de 6 mil millones de USD al PIB. Para continuar en esta
senda, es vital que las autoridades trabajen con proactividad, con visión y sobre todo alineados con
la industria.